lunes, 13 de febrero de 2012

"CAYÓ "ARTEMIO". FLORINDO ELEUTERIO FLORES HALA. GRAN NOTICIA PARA LA PRENSA EN GENERAL. ¿SERÁ IGUAL PARA EL PUEBLO?

Pongo una interrogante, porque tengo mi modo de analizar a la gente. Están los que aplauden a rabiar. Los que no opinan y los que se formaron sin ejemplos y cuyos obtusos cerebros, los lleva siempre a un triste final. Aún recuerdo a ese delincuente "Canelo" que estuvo de niño en "Maranga" y no se corrigió. Cuando en busca de noticias los periodistas le hacían preguntas del porqué de su maldad, respondía que actuaba así, porque le gustaba hacerlo. No tenía ni la más mínima idea de moral, civismo o conciencia humana. Un gran  animalito.

Triste es decirlo, pero de esos "animalitos" estamos llenos en el Perú y, por qué no, en el mundo. Son los que crecen a la deriva de todo lo que señale una buena sociedad. Son los amorales. A propósito de Moral, me acuerdo de un joven que conocí hace muchos atrás y que le gustaba decir que "Moral, era para él, la falta de costumbre". Ponía por ejemplo que el nudismo era visto mal, porque no existía costumbre. Los primitivos vivían sin usar ropa y jamás en su hábitat se les hubiera ocurrido que eran inmorales. Eso sucede todavía.

A este tipo de personas o "animalitos", no les llega como victoria de la sociedad, la captura de Artemio, es decir de Florindo Eleuterio Flores Hala. Con esos nombres, su causa hubiera sido vana. El "presidente Gonzalo" pudo organizar a su grupo sanguinario, escogiéndolos de estos rebaños. Pudo haber leído mucho, cultivarse en historias extrañas a su país y después autotilizarse "pensador", pero todo lo copió. Un simple renegado social que siembró sus odios, en aquellos cerebros vacíos de moral y buenas costumbres.

Siempre existieron y siguen existiendo. Países tan desarrollado como España, por ejemplo, tienen su grupo ETA, en lucha mucho tiempo contra su Patria. Dividiendo a su país y haciéndole un daño tremendo. En la Colombia de nuestro continente, se sufre de similar mal. Diferentes conceptos pero siempre aterradores. No hay una verdadera conciencia cívica ni patriótica. Estos que luchan por ideales, finalmente se dejan ayudar por el narcotráfico, mil veces peor a todos los ideales equivocados juntos.

Difícil tarea para cualquier gobierno. Estados Unidos sufrió lo de la Torres Gemelas y destruyó como parte de su lucha contra el terrorismo, a dos países árabes. Y no logra su objetivo. No se trata de recordar que hubo un terrorismo odiable. Se trata de educar con razones y buenos ejemplos. De abrir la mente de los niños a causas nobles. Pero todos los niños no gozan de esa educación. Cuántos de ellos son producto de padres disociados entre sí y expuestos a obrar con la poca enseñanza moral que puedan recibir.

Procuremos que la educación sea mejor. Que el matrimonio sea tomado más en serio. Que cada hogar se someta a obedecer las creencias buenas. Erradiquemos los egoísmos y las sociedades que dividen. Ayuda es lo que necesita la gente. Además de víveres, maestros bien formados. No resentidos que siembren sus odios a la sociedad, porque son mal pagados. No dejemos que los árboles crezcan torcidos. Allí radica el arma más eficaz contra el terrorismo. El pueblo tiene la palabra. Gracias.